lunes, 17 de julio de 2017

Quince autores imprescindibles para los amantes de la novela histórica. III.

15 autores imprescindibles para amantes de la novela histórica


Y llegado este momento, vamos a dejar descansar a aquellos escritores y escritoras anglosajones de ficción histórica que tanto me gustan, para centrarnos en otros magníficos autores del ámbito internacional con los que he disfrutado en cada una de sus novelas. A medida que pienso en ellos y ellas, me doy cuenta de que los que trataré en relativa profundidad son, en su mayoría, alemanes. Pero me niego a sacar un post por nacionalidades...

1-. Gisbert Haefs.


Este escritor alemán tiene para mí el simbólico honor de ser el autor de la primera novela que compré con mi propio dinero. Se trataba del primer volumen de los dos en los que narraba la vida del gran Alejandro Magno, hijo de Filipo segundo de Macedonia, el creador de un imperio hasta entonces impensable. En sus páginas pude disfrutar de la visión propia de Haefs, sin espacio para mitos, sin leyendas; mostrando una época salvaje, a un Alejandro despótico e inestable emocionalmente, a la vez que encantador en ocasiones. Sometido a un enjambre de aduladores de lo más variopinto, con marcadas personalidades, a los que amabas u odiabas; al igual que sucedía con el "pequeño" monarca macedonio. Por supuesto, acerté en esa modesta inversión, a la que siguió en poco tiempo la adquisición del segundo título.

Gisbert Haefs nació en un pueblo alemán, de nombre Wachtendonk, a mediados del siglo pasado. Su carrera académica le llevó a estudiar filología inglesa y española en la Universidad de Bonn y, desde entonces, ha publicado más de una decena de títulos ambientados entre la novela histórica y la novela negra.

Novelas de Gisbert Haefs
Y aquí los tres libros en cuestión. Un poquito estropeados, pero el tiempo no pasa en balde, y menos para el papel.


Acerté con los títulos de Alejandro, pero con Aníbal descubrí una de mis novelas favoritas: quizás la que más. Incluso pasados tantos años desde la primera vez en que la leyera, me atrevo a decir que es perfecta. Todo en la novela está extremadamente cuidado, desde la coherencia con las fuentes históricas de los hechos relatados (para los que hay muchas, y por tanto muy poco margen para improvisar), como en la concepción de los personajes. Su protagonista, Antígono (el entrañable Tigo), banquero personal de la familia de los Barca, es uno de los mejores personajes ficticios que, desde mi punto de vista, se hayan escrito en cuanto a novela histórica se refiere. Quedé tan cautivado por esta novela, que reconozco que desde entonces me resisto a leer otra que se centre en la figura del general cartaginés por temor a que me decepcione. La obra de Haefs funcionó en mí como si hubiera apretado un resorte hasta entonces desconocido. Desde el mismo instante en el que la terminé, comencé a documentarme a conciencia acerca de la vida y los hechos de este injustamente tratado referente histórico del mundo mediterráneo. Un hombre que, casi él solo, fue capaz de hacer temblar un emergente imperio romano. Un hombre que, de haber conseguido su propósito, hubiera podido cambiar la historia para siempre. Pero, como siempre es el vencedor quien escribe la historia, hasta nosotros ha llegado una imagen suya distorsionada por la visión de los historiadores latinos de la época, sus enemigos. Así, durante siglos se tuvo a Aníbal como a un ser despreciable, pendenciero, codicioso, traicionero y cruel. Recomiendo, al que no lo haya hecho ya y esté interesado en la figura de este estadista púnico, leer la obra del profesor Serge Lancel, acerca de la vida de este personaje y su tiempo; creo que el propio Gisbert Haefs debió de tenerla en cuenta para su novela.

2-. Rebecca Gablé


No fue hasta hace poco tiempo que supe que el nombre de Rebecca Gablé era el pseudónimo que utilizaba la alemana Ingrid Krane-Müschen para firmar la mayor parte de su obra literaria. Inicialmente dedicada a la banca, escribía en su tiempo libre, pero pasado el tiempo decidió abandonar su actividad laboral para estudiar literatura alemana e inglesa, especializándose en la época medieval. A partir de entonces se ha dedicado de pleno a la escritura.

Tan solo he leído tres de sus novelas, por encontrarse la mayor parte de las demás en su lengua nativa, el alemán, pero he quedado gratamente sorprendido con cada una de ellas. La primera, titulada "El segundo reino" la compré porque me parecía interesante ver cómo abordaba la conquista normanda de Inglaterra, pero no contaba con demasiadas expectativas. La última novela que había leído sobre el tema, "El último rey inglés", no había conseguido engancharme. Muy al contrario, esta novela de Rebecca Gablé me resultó una agradabilísima sorpresa. Desde su personaje principal, Caedmon, el Ealdorman anglosajón, hasta su manera de reflejar la sociedades normanda y anglosajona de la época, con sus múltiples conflictos y peculiaridades. Una novela estupenda cuya continuación, "El traductor del rey", no desmerece en absoluto. Las recomiendo sin lugar a dudas.

Novelas de Rebecca Gablé
Y los de Rebecca Gablé.


Por último, pude hacerme con un volumen de "El rey de la ciudad púrpura", su último título disponible en castellano (o eso creo). Una fantástica novela que, por diversas similitudes podría recordarnos vagamente a los Pilares de la Tierra (así como desde mi punto de vista sucede con la estupenda novela de Daniel Wolf "La sal de la tierra"). En definitiva, una deliciosa novela acerca del día a día de una familia de comerciantes en la ciudad de Londres del siglo XIV.

3-. Alexandre Dumas.


Sí, Alexandre Dumas, con todos sus aciertos y errores. No cambio "los tres mosqueteros" y sus continuaciones por casi ninguna otra lectura. Y todo ello pese a que reconozco que en ocasiones he tratado de leer otras novelas de Dumas, y he pensado que cualquier parecido con la serie de D'Artagnan y los suyos es mera coincidencia.

Una obra cuya naturaleza folletinesca no debe ocultarnos el enorme valor que representan para la novela histórica las andanzas de los cuatro mosqueteros más famosos de la literatura universal. Una obra que inauguró el formato de folletín para el que fue diseñado por su creador. Las aventuras de "capa y espada" le deben a esta novela su origen.

Hace unas semanas publicó Pérez Reverte un artículo acerca de esta serie, y no puedo estar más de acuerdo con cada una de las aseveraciones que apunta. Desde mi prisma, nunca he leído unos personajes más humanos, con los que puedas empatizar tanto a medida que las vicisitudes se suceden a lo largo de una trama de más de treinta años. En los que, en parte, perdonas a Dumas sus múltiples atentados que realiza contra la historia (como él mismo decía: en ocasiones violo la historia, ¿pero a que hago unas criaturas preciosas?).

Novelas de Alexandre Dumas
Los tres mosqueteros... Sobran comentarios de las ediciones de "Veinte años después" y "El vizconde de Bragelonne".


Si alguien desconoce que las vidas de Athos, Porthos, Aramis y D'Artagnan continúan en tres nuevos volúmenes de dimensiones "bíblicas", les recomiendo que se hagan con ellos (si los encuentran). No se arrepentirán. Podrán conocer a unos personajes que han dejado atrás su juventud, en algunos casos incluso los sueños que en ella los dominaban. Sus vidas y sus personalidades han sufrido el rigor del paso del tiempo, de las luchas, de las intrigas, de las envidias; modelando sus comportamientos como si lo hubiera hecho el inclemente mazo de un herrero. Pero, pese a todo, pese a que en ocasiones ni tan siquiera se encuentren en el mismo bando, no podrán escapar al fuerte lazo que ha forjado una amistad tan profunda como la que han disfrutado desde que el joven D'Artagnan no era más que un mozalbete desgarbado a lomos de un jamelgo amarillo que recorría el camino hacia París con la esperanza de convertirse en mosquetero del Rey Luis XIII. Si él hubiera sabido que terminaría por ocupar el lugar de su admirado Monseiur de Treville años después...

Para finalizar, me gustaría nombrar algunos otros autores/as internacionales que ocupan un lugar privilegiado en mi biblioteca, como son los también alemanes Tessa Korber (El médico del emperador, La reina de Saba), Frank Baer (El puente de Alcántara) y Daniel Wolf ( La sal de la tierra), o el libanés Amin Maalouf (León el africano) y la italiana Mariangela Cerrino (Rasna, el pueblo olvidado). Además de los archiconocidos italianos Valerio Manfredi o Umberto Eco, y el finés Mika Waltari.

Otras novelas de autores internaciones
Algunos de los títulos comentados.


¿Has leído alguna de las novelas citadas? ¿Coincides en mis impresiones? Si quieres recomendarme alguna más, sería estupendo.





1 comentario:

  1. No hay tiempo para leer todo lo que deberíamos (tanto en el caso de la novela histórica como del resto), sin embargo, sí he leído alguno de estos autores que has comentado: Umberto Eco, Mika Waltari. De Dumas no estoy segura, se me confunden los recuerdos de las lecturas de la adolescencia con las imágenes de las versiones televisivas y cinematográficas. Creo que sí leí uno, pero no podría jurarlo.
    Me anoto los autores que sugieres. Interesantes., sin duda alguna.

    ResponderEliminar