lunes, 20 de noviembre de 2017

Tres novelas históricas españolas "no tan conocidas", que valen mucho la pena.



tres novelas históricas españolas que valen mucho la pena


¿Quién ha dicho que en España no se escriben grandes novelas históricas? Yo, desde luego, no. Y eso que, como ya he comentado en post anteriores, tengo más que debilidad por los autores y autoras anglosajones que escriben en este ámbito.

Pero vamos allá: hoy plantearé algo un poco diferente a lo que suelo cuando hablo de autores y libros, un pequeño viaje al pasado con trío de recomendaciones incluido.

Cuando empecé a interesarme por la novela histórica, no había ebooks, ni nada que se le pareciera. A mí me parece que fue ayer, pero va a ser que no... y esta circunstancia aún tardaría bastante en cambiar. Cuando, tras terminar la carrera de biología y adentrarme en el mundo laboral, destinaba una parte de mi modesto sueldo a autorregalarme algún libro, además, eran pocas las opciones de novelas históricas escritas por autores patrios entre las que podías elegir.

Afortunadamente, en los últimos tiempos ha mejorado bastante el panorama. Gracias, entre otras cosas, a los formatos digitales, y a la facilidad con la que ahora accedemos a la información a través de las redes (títulos, autores, novedades, recomendaciones, reseñas), he tenido la suerte de que lleguen a mis manos un buen surtido de excelentes novelas de autores españoles, entre cuyas páginas me he sumergido con placer, o bien que han pasado a engrosar mi bien provista pila de títulos pendientes de leer. El primer nombre que acude a mi mente es el de Fran Zabaleta (tanto en el apartado de autores cuyos títulos he disfrutado, como en el de culpables de ir sumando ejemplares a mi particular lista de deseos; no te pierdas su serie de "tesoros escondidos, y dónde encontrarlos"), como también Francisco Narla, Claudia Casanova o Luis Zueco, por ejemplo.

En ese entonces, además de aquellas novelas de la serie de Alatriste de Pérez Reverte, y algunos títulos de Jesús Maeso de la Torre y Jesús Sánchez Adalid (que, por supuesto, terminaron engrosando mi colección), a poco más podía tener acceso.

Pero no es mi intención hoy hablar de autores consagrados con un gran número de exitosas novelas a sus espaldas, como el ineludible Santiago Posteguillo, del que he de reconocer que me enganchó tarde; principalmente porque nunca me ha gustado entender las guerras púnicas desde el bando romano, manías que tiene uno. Pero bueno, más vale tarde que nunca, porque ahora he sido consciente de lo que me perdía. Y prometo ponerme al día.

Para no perder el hilo de mi propio pensamiento, lo que pretendo hoy es hablar de aquella "época oscura de la novela histórica española", y resaltar tres títulos que me sorprendieron (para bien, pues para mal también hubo alguno que otro). Era una época de ensayo y error, en la que comprabas con pocas referencias, pero con el agravante de que cada error te costaba 25 euros (bueno, 4.000 pesetas), no 3. Y, además, en los primeros años en los que uno trabajaba, mirabas el sueldo de otra manera; no era cuestión de fallar mucho. No era país para apostar por literatura desconocida.

Pues bien, voy a hablaros de tres títulos que finalmente compré y me resultaron una buena inversión. Buenos hallazgos por los que, antes de adquirirlos, quizás no hubiera apostado. Vamos allá (en orden alfabético, para no variar):

1-. Francisco Galván: "De Buitres y Lobos". Descubrí este libro en el año 2005 y, aunque el título en sí no me resultaba demasiado atractivo (no se por qué, lo relacionaba más a fantasía que a novela histórica), reconozco que resultó una agradable lectura. Muy correcta, aunque sencilla, pero bien escrita, con unos personajes bien definidos y carismáticos. Además, transcurre en la Hispania tardorromana, ¿cómo no me iba a gustar?. Os dejo la sinopsis:

“En el año 470, Wulfric – uno de los más notables guerreros visigodos- es enviado a Hispania por el rey Eurico con la misión de aclarar unos misteriosos sucesos que obstaculizan los planes del monarca para ocupar toda la antigua provincia romana: desde hace meses desaparecen jóvenes sin dejar rastro, y la población culpa a los pocos visigodos asentados en Hispania de haberlos secuestrado; incluso se rumorea que estos jóvenes son utilizados en ceremonias demoníacas y rituales de canibalismo. ”


De buitres y lobos
De buitres y lobos. Edición de 2005, ed. Algaida.

2-. Javier Lorenzo: "El Último Soldurio". Fue también en el año 2005 cuando compré este libro y, en este caso, partía con algo más de información. Había tenido muy buena acogida, sobre todo en la tierra natal del autor: Cantabria. No me defraudó. Un muy buen libro, con un personaje principal capaz de sobrellevar él solo la totalidad de una novela muy extensa. Y, además, un héroe trágico. Un héroe en lucha contra una Roma que, como una apisonadora, siempre termina aplastando a quien se interpone entre ella y sus ambiciones. Muy, pero que muy recomendable. Os dejo también la sinopsis:

"La apasionante historia del guerrero cántabro que defendió su tierra de los romanos hasta las últimas consecuencias. Ésta es la historia de Corocotta, un guerrero cántabro que se vio favorecido desde niño por la enfermedad de los dioses, la epilepsia, y que luchó junto a Julio César; de la lejana África a Gades, de Roma a Britannia. Él lideró la última defensa de Cantabria frente al asedio de Augusto".


El último soldurio
El último soldurio. Ed. Planeta.

3-. Julio Murillo Llerda: "El Agua y la Tierra". Sí, porque también un escritor español puede conseguir una novela "de griegos" estupenda (también puedo decir lo mismo de Javier Negrete, pero en su caso, cuando compré Salamina, ya tenía alguna referencia suya). Un descubrimiento del año 2007, y podríamos decir que "one hit wonder", porque se trata de un autor que ha publicado muy pocos títulos. Una pena. Si te gustan las guerras médicas (o persas) y las celebres epopeyas de los griegos que lucharon por su libertad contra los soberanos aqueménidas, no dejes de leerla. Esta es su sinopsis:

"En el año 456 a.C., durante los preparativos del funeral de Esquilo, el poeta Píndaro encuentra las memorias escritas por el que fuera su amigo: un asombroso recuento del terrible choque entre el poderoso ejército de Jerjes y los Estados griegos rebeldes, un desesperado y desigual combate por la libertad y la democracia, pe ro también halla una sorprendente confesión acerca de los misteriosos crímenes del Oráculo de Delfos. "El Agua y la Tierra" narra, con escrupulosa fidelidad histórica y un magistral sentido del ritmo, la totalidad de la mayor guerra de la Antigüedad a través de la lúcida mirada de Esquilo".

El agua y la tierra
El agua y la tierra. Ed. Edhasa.

¿Y tú, conocías estos títulos? ¿Y te ha sorprendido alguna otra novela histórica escrita por un autor/a español?


No hay comentarios:

Publicar un comentario