lunes, 4 de diciembre de 2017

Misterios del ranking de Amazon

Ranking de Amazon


En estos días he tenido la oportunidad de consultar el último post del blog de Andrea Golden, una escritora independiente madrileña a la que tenemos que agradecer un buen número de artículos repletos de consejos, aclaraciones y elucubraciones sobre los entresijos de Amazon y el mundo de la autopublicación en general.

Por mucho que nuestra pasión se limite, habitualmente, a imaginar, planificar y plasmar nuevas historias, no es menos cierto que el círculo no queda completo hasta que nuestro trabajo se presenta ante los ojos del lector, que lo hará, en parte, suyo. Y para que esto suceda, tenemos que posar nuestra mirada también en temas más áridos, como la promoción de las novelas y la necesidad de obtener una cierta notoriedad en los listados del gigante "amazónico" (por ahora, únicas aguas en las que navegan mis textos, al menos de forma legal). 

En estas cuestiones, nunca está de más saber cómo funcionan sus engranajes. Y os puedo garantizar que la información sobre los algoritmos que se utilizan para ordenar el ranking de los libros más vendidos no es fácil de encontrar, incluso recurriendo al propio servicio de información a los autores de la compañía. Por eso, artículos como el que ha recopilado Andrea Golden, o esta maravilla de Miguel Ángel Alonso Pulido sobre cómo funcionan las listas de ventas, son doblemente valiosos.

¿Y qué puedo yo aportar a todo esto? Solamente algunos apuntes basados en mi experiencia:

- Acceder a los primeros puestos de las principales categorías resulta muy, muy difícil. En este terreno competimos con las últimas novedades, los "pesos pesados" del mercado, novelas superventas con amplio respaldo editorial y aquellos indies que se han creado una sólida marca personal y cuentan con un buen número de seguidores atentos a sus publicaciones. 

Existe un pequeño "truco" para conseguir mayor visibilidad, que consiste en posicionar tus novelas en subcategorías muy específicas, en las que la competencia sea menor. Reconozco que no he hecho pruebas al respecto; siempre me he limitado a encuadrarlas en dos de las grandes categorías en las que mejor encajan (Ficción histórica y Acción y aventuras), y no he investigado más; o, mejor dicho, cuando he echado un vistazo no he podido hallar subcategorías que se ajustaran a mi temática, y no he querido forzarlo de manera artificial.

- Resulta más eficaz en cuanto a posicionamiento un goteo continuo de ventas, aunque se trate de pocos ejemplares diarios, que un pico elevado seguido de un periodo largo de sequía. Este planteamiento resulta coherente con lo que nos avanzaba el artículo de Miguel Ángel Alonso, del que ya hemos hablado. Cuando tus novelas cuentan con un historial de ventas asentado todo funciona mejor. Sin embargo, no hacen falta más que dos o tres días seguidos sin vender ni un ejemplar para caer varios miles de puestos en la clasificación de ventas. Y, tristemente, el efecto de ese maravilloso día en que se alinearon los astros y vendiste una docena no tarda en diluirse. Sin duda, esto es una carrera de fondo.

- Me da la impresión que los esfuerzos de promoción funcionan mejor si son originales y creativos (¿no has hablado todavía con La Reina Lectora? ¿A qué estás esperando?), orientados a tu público objetivo (no hay nada mejor a que te recomiende un colega escritor de tu género) y planificados con cierto cuidado (estoy seguro de que ya conoces la plataforma de Marketing online para escritores de Ana González Duque, donde puedes zambullirte en un auténtico océano de datos y buenos consejos). Como ya sabrás si eres visitante habitual de este blog, mi relación con el marketing es poco convencional. Me queda muchísimo por aprender, y una de mis grandes asignaturas pendientes tiene que ver con el análisis de los resultados de cada una de las acciones llevadas a cabo. Así que, por ahora, solo puedo hablar de impresiones subjetivas. 

- Otra máxima muy oída es que nada funciona mejor que seguir publicando nuevas novelas, puesto que cualquiera de ellas, si le gusta a un lector, puede hacer de puente que le lleve hasta las demás. En este aspecto, puedo corroborar que la publicación de Niebla y Acero ha tenido un efecto "rejuvenecedor" en El Alano, que sigue dando guerra más de un año después de su lanzamiento. No obstante, al ser títulos correlativos en una serie, supongo que el efecto será diferente que en el caso de las novelas independientes entre sí.

- Por último, me gustaría comentar una encuesta realizada en Twitter (al menos) por la escritora Marta Sebastián, en la que preguntaba, muy indiscretamente ;), por los ingresos mensuales que les reportaba la venta de sus novelas a los escritores de su TimeLine; estaremos atentos a su blog para cotillear los resultados y el análisis que haga de los mismos.

Y tú, ¿te llevas bien con los ranking de Amazon? ¿Quieres comentar tu experiencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario